Soluciones globales de packaging para perfumería y cosmética

Historia

pause-pasive.png

Covit: Los orígenes

bolita.png
1857close.png

Fortià Bofill instala en Torelló la primera ferretería y fontanería. Completa los trabajos diversos de reparación con la construccion de utensilios y vasijas. Pronto se convierte en un artesano reconocido.
INBOX-971.jpg

1860close.png

El auge de la industria textil en la región gracias a la fuerza de las corrientes del rio Ter, crea una demanda nueva e importante para la tornería, una actividad tradicional. Fortiá Bofill inventa las primeras virolas metálicas para evitar el desgaste y alargar la vida de estas piezas de madera.1860.jpg

1890close.png

Fortiá Bofill construye la primera prensa sistema de puente para facilitar las operaciones de embutición y recorte. Este hecho representa un salto importantísimo en la eficacia a parte de permitir la regularidad en la produccion en serie.maquina1.jpg

1907close.png

Otro avance decisivo: Fortià Bofill compra una prensa de volante alemana equipada con motor eléctrico. Su transmisión se aprovecha para hacer funcionar la primera máquina para recortar el borde de las virolas y doblarlo, accionada a pedal, que construye él mismo.

1910close.png

Muere el fundador. Su hijo, Joan pasa a ser el responsable principal de lo que se empieza a perfilar como una empresa. La producción se ha concentrado hasta este momento en las virolas para la industria téxtil. Sin embargo, las mejoras en los moldes, el nuevo proceso de roscado en torno y el aumento de las máquinas hace que el taller esté preparado para la diversificación a cualquier producto que se pueda obtener por la deformacion de metal en plancha.

1914close.png

Se empiezan a fabricar virollas para mangos de herramienta y aplicaciones similares. Poco después un producto decisivo en la expansión de la empresa: los casquillos de bombillas.casquillos.jpg

1920close.png

A partir de este año y hasta la Guerra Civil Española, la empresa experimenta una evolución muy importante. Se consolida como principal proveedor de casquillos de bombilla vitrificados y virolas en el mercado nacional y se empiezan a fabricar nuevos productos como cajitas y tapas de latón y aluminio para los mercados de la perfumería, laboratorios, alimentación, limpieza, productos industriales, etc. Somos los líderes en la tecnología de la transformación del metal en plancha.
niniomaquina.jpg

1927close.png

La industria queda registrada bajo el nombre Vitri Electro-Metalúrgica.

1936close.png

Durante la guerra la empresa queda colectivizada y se le encarga la fabricación de balas para fusil mauser. Ante la necesidad de continuar con la fabricación de algunos casquillos y otras piezas necesarias para la vida normal del país, se construye una nueva nave. Cuando acaba la guerra, se reanudan las actividades normales de la industria sin problema.

1936.jpg

1939close.png

Joan Bofill se retira. Estos años se caracterizan por una gran precariedad y escasos avances técnológicos. La imposibilidad de importar y dificultad para conseguir materia prima y productos  lo hacen todo muy difícil. Se añade una nueva gama de productos: el pequeño material eléctrico.1935.jpg

1944close.png

La empresa personal Vitri Electro-Metalúrgica se transforma en S.A.

1949close.png

La facturación de la empresa llega a 10 millones de pesetas, un 60% de las cuales corresponde a casquillos de bombilla, un 22% a tapas, un 12% a virolas y un 6% a material eléctrico. En la fábrica ya trabajan 140 personas.

1950close.png

Lento crecimiento pero constante de la economía española y de las actividades de la empresa, pero estando el país incomunicado desde el 1936, el retraso tecnológico respecto a las empresas del extranjero es alto. Se empieza a viajar al exterior para a visitar empresas de la competencia, a importar maquinaria, aunque con mucha dificultades al principio.estudio.jpg

1956close.png

Se realiza una pequeña instalación de anodización a granel para colorear tapas sencillas.

1966close.png

Las ventas llegan a 110 millones de pesetas. A partir de esta época la creciente diversidad de productos que la empresa fabrica, y que ya desde hace tiempo corresponde a diversidad de tecnologías, van teniendo una evolución más independiente. Las principales secciones son las dedicadas a los casquillos de bombilla (47%) y a las tapas metálicas (33%).

1968close.png

El departamento elimina las virolas téxtiles por inmediata obsolescencia, ante la aparición de las bobinas de plástico.

1969close.png

El departamento elimina del pequeño material eléctrico muchas piezas complicadas en las que es imposible una mejora de métodos. Quedan las virolas para herramientas y algunas piezas del primer grupo. Ninguna de los dos son considerados piezas de futuro. Hay sin embargo un renglón interesante que se quiere perfeccionar y promocionar: las tapas de lujo.

1971close.png

Componentes Metálicos se instala en una nueva nave independiente situada en la zona de Torelló conocida como Puigbacó con un departamento propio de anodizado.

1977close.png

Se constituye Covit, S.A. como sociedad independiente.covit.jpg

Covit: Historia

Las primeras actividades de Covit se remontan hasta 1857. En la región de Barcelona, donde se encuentra hoy en día la fábrica, había una gran red industrial textil para la que se suministraban pequeñas piezas de metal realizadas por embutición. Esta actividad original de la empresa se fue diversificando durante más de cien años para abastecer a diferentes mercados: el eléctrico, con la fabricación de casquillos vitrificados para bombillas y roscas portalámparas, el alimentario, tapas twist off para el cierre de tarros, y otras aplicaciones industriales, como las cúpulas de válvula y componentes para herramientas.

Desde 1975, Covit está especializado en la producción de componentes de aluminio de alta calidad para sectores como la perfumería y la cosmética que requieren a la vez una gran precisión y funcionalidad, y una calidad estética muy importante.

Se integraron a partir de este momento dos actividades industriales distintas, esenciales para servir este nuevo mercado: nuestra actividad centenaria, la embutición profunda del aluminio y la anodización, un proceso electro-químico, que permite dar a las piezas un acabado, una resistencia y un color.

Desde entonces, y a base de trabajo y éxitos, Covit ha construido poco a poco su imagen de seriedad y solvencia técnica. Hoy en día, es un colaborador reconocido y esencial en el mercado internacional.

A partir de julio del 2010, Covit es comprado por Phi Industrial Acquisitions. Los nuevos dirigentes desean reforzar la posición en el mercado sobretodo gracias a un rediseño y mejora de los equipos técnicos.